danzando en la arena

danzando en la arena https://www.cuevas-mohr.com/wp-content/uploads/2-4-danzando_mixdown.mp3 a maría cecilia…. ya no me esconderé tras la falda de mi madre, al ver tus trenzas y sentir tu mirada, ya no te guardaré puesto en el bus para que te sientes a mi lado y me inundes de claros amaneceres, ya no miraremos juntos nuestra ciudad transcurrir plácida…

cuando doy los primeros pasos

cuando doy los primeros pasos https://www.cuevas-mohr.com/wp-content/uploads/2-3-pasos_mixdown.mp3 a hugo papá en su ausencia… siempre estás a mi lado aquí sobre mi hombro, como ese amigo constante que de lejos me mira y en silencio me aconseja, como una fuerza tranquila que de cerca me sostiene y me apoya. tu ausencia acompaña mis mañanas siempre estás presente,…

cada centímetro de mi piel

cada centímetro de mi piel https://www.cuevas-mohr.com/wp-content/uploads/1-11-centimetro_mixdown.mp3 a francia que aún no ha partido… los he ido preparando, les he dicho que mamita se irá por un tiempo, que la abuela servirá el desayuno, los llevará a la escuela, los esperará en la tarde, los acompañará en la noche, que mamita se irá lejos para asegurarles…

muestras de mi corazon

muestras de mi corazón https://www.cuevas-mohr.com/wp-content/uploads/1-10-muestras_mixdown.mp3 debo renunciar a este pasaporte, cansado estoy de que me saquen de la fila y termine una vez más en el salón del fondo. hastiado de rasgar mi equipaje, que examinen con lupa mis papeles, que hurguen cada doblez de mi piel oscura, y escruten mis intestinos, tomen muestras de…

con mis ancestros divagando

con mis ancestros divagando https://www.cuevas-mohr.com/wp-content/uploads/1-9-ancestros_mixdown.mp3 siento en mi sangre ríos antiguos y caudalosos, orillas pobladas por distantes moradores, sauces tocando la frágil superficie, olas que empujan mi barca, puertos donde me esperan atentos mis ancestros. estoy hecho de retazos, recuerdos perdidos de generación en generación, el golpe del mar, contra la proa de un buque…

náufragos del destino

náufragos del destino https://www.cuevas-mohr.com/wp-content/uploads/1-8-naufragos_mixdown.mp3 ciudad de anónimos inmigrantes, siluetas de eternos pasajeros, náufragos del inconmovible destino que cruzan calles y pueblan aceras, que esconden la rigurosa soledad, rebuscadores y desplazados caminando sin hacer ruido. allí estamos, esos somos, apretujados en estrictos trenes, somnolientos en los vagones titubeantes que emiten chirridos de contenida angustia mientras cruzan…

que espere la esperanza

que espere la esperanza https://www.cuevas-mohr.com/wp-content/uploads/1-7-esperanza_mixdown.mp3 nada se mueve. siento el mar impaciente esperando que tu quilla rompa la superficie de las olas, y alguna brisa marina te traiga de nuevo la esperanza. tus manos sutiles se deslizan sobre la madera ajada por la interminable espera. tus ojos navegan sobre el horizonte callado, y una lágrima…

un monumento al regreso

un monumento al regreso https://www.cuevas-mohr.com/wp-content/uploads/1-6-monumento_mixdown.mp3 voy a hacerle un monumento al regreso, a los tiquetes de ida y vuelta, a las puertas de vaivén, al aviso que nos permite la vuelta en u, a las calles con sus señales de doble vía, al cometa haley que de nuestro minúsculo sistema solar, regresa fugaz a su cita con las estrellas.…

mi hijo no es de aquí

mi hijo no es de aquí https://www.cuevas-mohr.com/wp-content/uploads/1-5-mi-nino_mixdown.mp3 mi niño no es extranjero, abrió sus ojos negros bajo este cielo, puso por primera vez sus pies suaves sobre este cemento, y aunque aún no entienda el espacio que separa el hoy del mañana, y aunque no comprenda su pasado y su devenir, no lo llames extranjero.…

hombres de paso

hombres de paso https://www.cuevas-mohr.com/wp-content/uploads/1-4-hombres-de-paso_mixdown.mp3 somos hombres de paso entre el hombre del ayer, duro, frío, calculador, de virilidad sombría y un torrente de hormonas permeando su mirada y su figura altiva. entre el hombre del mañana tierno, suave, solidario, de masculinidad sencilla y una sangre libre y ligera fluyendo bajo su frente atenta. somos hombres de paso, entre el…