vale la pena decirte

vale la pena decirte vale la pena decirte que te quiero, que mi vida contigo me refresca la frente, que mis días contigo me consienten el corazón: vale la pena repetirte que entre mis manos de tiempo he ido guardando tus sonrisas. pero soy miope y los guijarros del camino los transformo en pedruzcos azules,…

quedémonos

quedémonos si uniéramos uno a uno nuestros dedos más tiernos, rescataríamos toda la magia de encontrarnos juntos, de buscar amaneceres con un pie en la realidad y el corazón descalzo, con los ojos mas allá de las puertas y los balcones y nuestros labios más cerca de heridas y rincones. pero a nuestras manos las…

lluvia de estrellas

lluvia de estrellas talvez estoy alucinando o en la noche estoy perdido, camino es la oscuridad total, no dejo huellas, divago en un paisaje sin sentido. voy a esperar la madrugada para hallar el horizonte, una montaña azul, un sol, un indicio, una grieta franca que me lleve despacio al mar. no amanece y estoy…

velas blancas

velas blancas de dónde viene mi ansiedad, mi angustia salobre, mi tristeza húmeda, en que mares escondidos pernoctan mis ojos acuáticos de la luna atrapada en la red, de concha arrojada a la vida. de dónde llega mi ansiedad, mi angustia náutica, mi tristeza marina. vendrá quizás de playas lejanas, de la fatiga de largas…

constancia

constancia no eres la corriente que deshace mis recodos, no eres la palabra que me calla y me sujeta, no eres la noche que se resbala y se desviste, no eres el mar que remoja mis mañanas, no eres la claridad que se desprende de mi calma, no eres la cordillera que amanece en mis…

golpes secos

golpes secos no me escondo tras mis papeles y mis palabras para evadir las tormentas, para no enfrentar las sombras, para ser un río pausado que fluye lento hacia el mar. me nutro de mi silencio, entre puertas resuelvo aguaceros, las neblinas, los cambios de clima, desde mi piel hacia adentro quiero un bosque natural,…

me declaro desertor

me declaro desertor no quiero un ejército en mi casa, ni quiero un ejército en mi jardín, no lo quiero en ni cuadra ni en mis calles, no quiero un ejército en mi país. me declaro desertor, objetor de conciencia, enemigo de la muerte a mano armada, enemigo de la institución de la muerte entrenada,…

renuncia

renuncia vengo a presentar mi renuncia irrevocable, tengo en mis manos una carta, ochenta y tres palabras desnudas, cuatro párrafos, toda mi verdad adolorida. lleva conmigo varios días, varias tardes amarillas, varias mañanas calladas, varias noches cálidas preguntándole a mis muebles qué hacer, adónde ir, a qué color arrimar la esperanza. yo trabajo por la…

sabor a fin

sabor a fin una hoja cayó en mi puerta esta madrugada, sentí su roce leve y al abrir la encontré inclinada, una hoja de guayacán, en mi puerta agonizaba. le dije: no te dobles, resiste a la mañana, ella me dijo: es inútil, la lucha ha sido muy larga, le insistí aguarda, aguanta, que el…